miércoles, 7 de octubre de 2015

EL COTOPAXI Y SUS ALREDEDORES



El proceso eruptivo que ha venido experimentando el volcán Cotopaxi, un hecho natural que corresponde a los tiempos de los volcanes, tiene a las ciudades que han crecido en los valles junto a esta imponente, hasta hace poco montaña nevada, en estado de tensión y de temor por las consecuencias devastadoras que estas poblaciones podrían sobrellevar en caso de una erupción violenta. Situacion que por la manera como se está dando, se podria pensar que el desarrollo de la erupción pudiera, en el mejor de los casos, ser benigna y no causar el daño que pone en alerta a geofísicos, pobladores y autoridades.  Tal vez, y así lo deseamos todos, no es el ciclo que corresponde a una erupción violenta y desahogue benigna y amablemente, apiadándose de los pequeños insectos que somos los humanos, si estamos conscientes de la grandeza de estas presencias andinas que velan nuestros sueños diurnos y nocturnos.
Este evento natural debería ser motivo de cuestionamiento para todos, nos abre los ojos frente a tal superlativa amenaza, y vemos cómo hemos ido construyendo una sociedad que no está preparada para estos acontecimientos.  Palidecemos sólo en pensar que nuestra casita, nuestro carrito y nuestros artefactos eléctricos y electrónicos, desaparezcan en un momento fatal, dios no lo quiera, y volvamos al tiempo de las cavernas para recomenzar la vida.  Hemos construido carreteras que taponan los ríos, cauces naturales donde tendrían que desahogar los lahares para mitigar el efecto sobre las poblaciones: hemos construido grandes represas y   oleoductos que atraviesan poblaciones llevando petróleo y gasolina, todo esto se convierte en elementos de destrucción, bombas de tiempo en el caso de producirse una erupción de gran magnitud.  Tomar conciencia sobre estos peligros que seguimos construyendo, nos permitiría encontrar las salidas para crear verdaderamente un mundo nuevo, que es posible recrear con una nueva Ética, otra forma de organización social y una mentalidad diferente.  Mientras se tenga esta preciosa vida, hay tiempo para reiniciar el camino.  ¡Ojo!

 http://www.surtrek.org/blog/wp-content/uploads/2015/06/Suram%C3%A9rica-Ecuador-Sierra-Cotopaxi-paisaje-laguna-Limpiopungo-reflejo.jpg

jueves, 13 de agosto de 2015

LOS PUEBLOS INDIOS DEL ECUADOR



Nuestro homenaje a los pueblos originarios y a su derecho de construir una forma de gobierno que respete esa comunión con la tierra que es su casa, la de todo ser humano y de todos los seres que conviven en ella.  
La tarea fundamental que las sociedades deben asumir es la protección de la vida y la defensa de la naturaleza.
Contra los afanes depredadores y la obsesión por el dinero  que los poderes gobernantes, en la actualidad, se empeñan en implantar para destruir el entorno natural y a quienes se oponen a esta, llamémosle barbarie civilizatoria, está la búsqueda de la paz y de una nueva conciencia para entender la vida en su totalidad.



viernes, 3 de julio de 2015

EL TIEMPO DE LA IRA



EL TIEMPO DE LA IRA

Hay tiempos en los cuales uno se queda sin palabras como si éstas se hubieren agotado. Para no caer en la repetición, en el lugar común, a veces, el silencio es más expresivo porque da paso a la realidad de los sucesos, a los cuales la humanidad se enfrenta una y otra vez en su camino tortuoso por la vida. Y como dicen que el ser humano es el único animal que tropieza dos y más veces con la misma piedra, parece que la historia se repitiera incesantemente,  y en lugar de evolucionar se convirtiera en retroceso, sobre todo si nos referimos a la ética y a la sabiduría.
 
Frente a escenarios predecibles, por cómo va el mundo en estos tiempos de agresión, sea contra la naturaleza o entre los propios seres humanos, es momento de reflexionar, de tomar conciencia sobre los hechos. Somos parte de la población que se agita y lucha por sobrevivir, aunque todavía tenemos la capacidad para observar, para ponernos en ese plano, el  de observadores, percibimos, por lo tanto, cómo la inconsciencia humana se empeña en destruir lo que permite justamente nuestra sobrevivencia.

En estos tiempos de ira ciega, en los que unos hombres masacran a sus semejantes sin tener un asomo de lucidez sobre sus acciones, porque ha crecido en ellos hasta enloquecerlos, como un tumor maligno, la ambición, el vicio, el fanatismo, algo contra lo que no pueden tener control y creen convertirse en seres poderosos, cuando su estatura, precisamente debido a esos actos, se envilece y degenera, convirtiéndolos en algún momento en pasto para animales más fuertes que ellos, porque siempre para esta especie de humanos habrá alguien más  mortífero y demencial que tarde o temprano se destruirá con ellos.

Pero bajando o subiendo a la realidad de los espacios en los que vivimos y pernoctamos, están los países, están las ciudades, está el mar y las montañas, y están las construcciones de cemento que asfixian la tierra y donde se refugian las poblaciones cada vez más urbanas. Muchedumbres encandiladas por las luces y el ruido, huyen del campo para convertirse en parásitos del pavimento, donde la miseria crece en proporción geométrica y paralelamente aumenta la frustración y la locura.

Qué está fallando en las sociedades actuales, por qué las poblaciones se agitan y muestran descontento. Hay un cansancio frente a las leyes y frente a las formas de gobiernos que las imponen. El hecho es que dichas imposiciones no surgen de aspiraciones concretas de los habitantes de pueblos y ciudades, sino de gobiernos unipersonales aparentemente elegidos por el pueblo en elecciones previamente restringidas por leyes que no permiten otra vía propicia a mejorar el estado social.

Por qué no proponer otra forma de gobierno realmente democrática en lugar de una democracia disfrazada. Desde la realidad actual de los pueblos sufridos del mundo, se debería buscar la participación de todos y salir del sistema presidencialista unipersonal, que luego de las elecciones muestra su verdadera cara de humano apegado a sus egos; dispuesto a sacrificar a los demás para lograr proyectos que no vienen de las aspiraciones colectivas sino de creencias personales del gobernante y su camarilla cercana. Revestidos de una divinidad prefabricada, imaginan que son los mesías salvadores de la humanidad, hacen y deshacen e imponen sus reglas dando palos de ciego, por no volver la mirada al pueblo para consultar si sus acciones son justas, y si tienen que ver con la realidad que difícilmente alcanzan a vislumbrar.

Los gobiernos unipersonales han fracasados en el mundo, es necesario buscar otra forma de gobernar que cambie el mecanismo de elegir a un hombre y su camarilla, envueltos en un partido de cualquier color, para dirigir los destinos de un país. Esta clase de gobernantes se convierten, casi enseguida, en una especie de facción dictatorial. En la actualidad, tales situaciones despiertan, cada vez más, el rechazo por parte de los pueblos conscientes, porque estos se dan cuenta del surgimiento de privilegios e injusticias en el “dichoso” juego político. No es el principio idealista de justicia y de amor por el pueblo el que prevalece, sino una especie de competencia rastrera repleta de ambiciones la que se genera entre aquellos seres elegidos por algún dios terrenal y manipulador.

Ha llegado el momento de pensar y de tomar la decisión de cambiar las formas de gobiernos unipersonales, por qué no, transmutarlos en Consejos de gobierno asesorados y  fiscalizados a su vez por Consejos de gobierno locales, en los cuales puedan tener participación todos los pobladores: desde las parroquias, pasando por cantones, ciudades y regiones, en un constante debate y actualización de los problemas reales de la población, que incluye alimentación, educación, cuidado ambiental, relación con la naturaleza y sus implicaciones con la salud y la solidaridad entre los seres humanos.   

Hay que aportar, ahora o nunca, con ideas nuevas para cambiar el panorama mundial empezando por lo nacional. Los mecanismos electorales de la actualidad, caen una y otra vez, en el error de elegir a personajes vanidosos que asfixian a los pueblos con impuestos, reglas punitivas, más cemento para las urbes, etc. Estos casi siempre terminan sembrando el divisionismo que lleva a la violencia y a las guerras civiles,  porque el mayor objetivo es alimentar a sus egos y resentimientos no superados, errando su camino en el proceso humano de evolución hacia el buen vivir.

Yvonne Zúñiga

lunes, 25 de mayo de 2015

SOBRE LA EXPOSICION DE PIEDAD PAREDES EN LA CASA DE LA CULTURA DE QUITO

COMENTARIO CRITICO SOBRE LA OBRA DE PIEDAD PAREDES
Por Lenin Ona
                                                    Video realizado por Ayar Blasco

miércoles, 15 de abril de 2015

Negro sobre Blanco: «Un alfarero» Günter Grass

GUNTER   GRASS

A continuación una importante entrevista al premio Nobel de literatura fallecido en esta semana. Uno de los más reconocidos escritores alemanes de la segunda mitad del siglo XX y del actual.
Autor de El tambor de hojalata, novela que le dio fama mundial, y de otros libros que causaron controversia por su contenido político.  Esta entrevista, realizada por el periodista Fernando Sanchez Dragó en el 2003, a raíz de la publicación de su libro, A paso de cangrejo, permite conocer y entender el trabajo literario de este brillante escritor europeo de nuestro tiempo.


Bellísimo mensaje de Eduardo Galeano



EDUARDO GALEANO

En recuerdo de la trayectoria literaria y periodística del escritor uruguayo Eduardo Galeano,  hemos tomado de youtube esta lectura, conversaciones y reflexiones del ahora fallecido autor de Las venas abiertas de América Latina y otros libros de ensayo,  escritos periodísticos  y literarios. 



martes, 6 de enero de 2015

ULISES ESTRELLA

En memoria de Ulises Estrella fallecido el 27 de diciembre del 2014, transcribo uno de sus, tal vez, ultimos poemas publicados.


¿ESA CIUDAD?
que sueño
cada noche,
será ésta?
¿esa esquina
que doblo
cada mañana,
será el camino?
¿esos techos,
paredes,
camas,
mesas y ventanas,
serán,
en verdad,
nuestras casas?
o,
quizás
tan sólo
vivimos
la sombra de esas cosas?

......................................................
Una hija arregla el cabello de su madre.
Adentro, en el Palacio se arregla la matanza.

Pueden salirnos con bayonetas si la gorda fofa sigue
cobrando sus centavos.

Si esa humanidad permanece con su arroba de dolor y
pobreza en la frente.

¡Simpatía! Sí.

Gritemos viva la vida con el alguien de pantalones duros
y altura rubia que sigue armando su brazo para
romper tu debilidad.

Anuda tu negra corbata, marca sones desarmónicos con
tus dedos.
El café se inició y dijo su perfil de músico blando
lamentón:

«Por favor, pudiera decirme, por favor, ¿a qué hora se
acuesta usted, tiene miedo?».
Afuera, cerca del palacio, la perpendicular es ya un salto
arriba.

El mar se consuela con los huesos.
Un «sí mismo» cae sordamente entre la niebla.
Alguien lava platos con un gorro de piel.
La dama juega, el chico rompe la alfombra.
La barba dice algo sobre no sé qué topo que murió en un castillo.

Nuestra madre dice que la cama sigue caliente.
Un amigo ha roto su cacerola y ya no come.

Las hojas caen.
Una lavandera carga la ropa y se divierte en usar las tijeras.
Una cosa con cuatro más comió pasto y hoy vomita.

Así no quieras
la carne vendrá todos los días para tu almuerzo.

Alza tu taza y sorbe lentamente. El café penetra. La
gente taconea en la calle.

Clavado, encorvado sobre la mesa. «Te pueden clavar
las miradas».

(El que cruzó la esquina se guarda su misterio de casta
en el bolsillo) .

La perpendicular formada por el líquido regado en su
esófago

tiene un algo así de línea negra, de sangre que podrá
regarse en los asfaltos.

Porque esta voz y esta música van siendo iguales hace
cien minutos.

«Te pueden cubrir con sus metales».

Sale humo de bocas calientes levantándose a caminar con
el pecho apretado.

El número, la casa y el barrio olor a húmedo esperándolos

y cruzan dos señoras con sus paraguas. El manipulador
gira al peligro que viene.
Luces se van, frío y noche.

Es natural que el cielo esté blanco y que al fondo del lago
se quiebren las uñas.

Nadie puede evitarlo.

Se percibe a cada paso una gota y todo sigue
Se da la vuelta y la esquina continúa

Todos quieren cambiar

Intuí alguna vez el himno exultante y el mar rodó lamiendo
mis entrañas

Yo pude sonreír

Hablo en pasado porque temo a mi garganta
Todo lo intuyo porque nada pase

Mis encías se gastan en el momento preciso

Es natural que el cielo
sea negro y torturante
porque no llega a ser ni
la mitad del mundo

Necesito que alguien me represente en la representación continua

Preciso de uno que se enganche donde yo debería estar
Será mi anillo el que consuma los millones de papeles

La madre vende a un dólar
a su hija de un año

Algo pasa pero...
Se puso un dedal y apuntó hacia el cielo
Quince luces titilantes gritaron y durmieron
Sé que tengo calcio y que los huesos suenan
Una sombra evita que mis labios aparezcan rojos

El cuadro está desigual
y la pared no responde
¿Quién aguanta que le chillen
porque no masticó hoy?


La hierba prepara su álbum
Un largo aliento penetra las raíces

Caín murió solo
solo

Mi padre hizo retazos de la humanidad
Ningún fémur es igual

La guerra se transforma
y transforma

Las aves vuelan en busca de su sonido
Aquí acaba mi silencio

La pared no responde
ante el cuadro desigual
Mis labios nunca han sido
pálidos

Hoy las uñas
me han representado bien

La otra mitad es para ti.